Hurgar en la memoria es como poner a un erizo panza arriba:más temprano que tarde te pinchas. Hay, sin embargo, tres formas de que el erizo en cuestión, como si se tratara de Piula, la Border Collie de mi amigo Joel Figueres, haga la croqueta...