O, al menos, eso parece mientras contemplo tus largas piernas de motera que relucen por encima de toda esa carrocería.     Te compondría un verso, un poema, una epopeya ¡La Ilíada toda! Una nueva Eneida o el Cantar de Mío Cid a tus pies     Si no fuera por esta maldita, vertiginosa e inexorable velocidad que ha cogido la vida     El breve intervalo que me...

Mi perro ha comido. Se ha zampado su ración de pienso y un poco de pollo que sobró de la cena. Ahora lo celebra revolcándose sobre la hierba. Se gira, se vuelve a girar, se tumba boca arriba y mueve el lomo directamente contra la...

El presente artículo apareció en el número 82 (mayo 2015) de la revista teatroexpresióneducación   NOVELISTAS Y DRAMATURGOS (I) "Y dijo Dios: -Que exista la luz". El apogeo imparable de la novela como género literario preferido por el gran público (con todo lo que conlleva respecto de la profesionalización...

Hurgar en la memoria es como poner a un erizo panza arriba:más temprano que tarde te pinchas. Hay, sin embargo, tres formas de que el erizo en cuestión, como si se tratara de Piula, la Border Collie de mi amigo Joel Figueres, haga la croqueta...